Playa de Ponent, Salou | De todo y para todos

La playa de Ponent es un parque de atracciones. Es tanta la gente y tal la actividad que hay a lo largo de sus 1.100 metros de agua, arena y cemento que parece una feria de abril en agosto o una historieta de ¿Dónde está Wally? en la playa. El paseo de Miramar es un ir y venir de patinadores sin camiseta, ciclistas ostentosos y runners con los cascos puestos y el smartphone enganchado al brazo. Como en Venice Beach, pero en cutre. La playa de Ponent es una mala partida de Tetris, un revoltillo de piezas que no encajan: toallas, sombrillas, hamacas, chiringuitos, quioscos, papeleras, duchas, pasarelas, colchonetas y cuerpos de todas las formas y colores.

EP-playascatalanas12

Salou se reinventó como destino turístico tras fracasar como puerto comercial en el siglo XIX. Pero fue sobre todo a partir de los años 60 del siglo pasado cuando se convirtió en la ciudad de vacaciones que es hoy. María Gavaldà no ha dejado de ir desde entonces. Primero de niña, con sus padres. A mediados de los 70, en torno a la veintena, organizaba escapadas con sus amigas de Barcelona. Se pasaban el día en la playa de Ponent pringadas de una crema marrón que las ponía negras y que ya no existe. Por la noche, se iban de marcha, a bailar, a enamorar y a enamorarse. Aquellos buenos tiempos de María no distan mucho de los que viven ahora los jóvenes que veranean en Salou, salvo porque hay más guiris y la playa está más masificada.

En los 90, María volvió ya casada y con su hijo a la playa de Ponent, que es perfecta para los niños porque el mar es cálido y poco profundo. Hoy cuenta además con todos los servicios y con parques infantiles dentro y fuera del agua. Y si hay ganas de más, a Port Aventura. Seguramente por eso, la orilla está plagada de niños con padres, niños solos, niños con otros niños, niños construyendo castillos de arena, niños jugando al pillapilla con las olas y niños que alborotan en alemán, ruso, francés o inglés. Pero también hay adolescentes flirteando, amigos jugando con platos voladores y madres, padres y abuelos asándose como pollos. María, sin embargo, ya no aguanta ni el sol de Ponent ni el bullicio de Salou, así que cuando viene prefiere hacer escapadas culturales como la ruta Gaudí. Pero continúa hospedándose en Salou, por lo que fue y porque tiene de todo y para todos.

Playa de Ponent, Salou, Tarragona (cómo llegar)
Parking | Socorrista | Duchas | Chiringuito

  • 1.100 m de largo por 30 m de ancho.
  • Tipo: arena fina.
  • Entorno: urbano.
  • Ocupación: alta.

Cuenta con todo tipo de servicios: alquiler de hamacas, sombrillas, kayaks, patines de pedales, parques infantiles… Tiene lavabos y acceso para personas con movilidad reducida. Ideal para familias con niños.

Texto publicado el 8 de agosto de 2014 en la contraportada (pdf) y en la versión digital de El Periódico de Catalunya

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: